Celulas Hela

Historia:

o-HENRIETTA-570.jpg

Hace más de 60 años, en uno de los pocos hospitales de Maryland (EEUU) que atendía a negros, un médico aisló las primeras células humanas inmortales. La muestra había salido de Henrietta Lacks, una mujer analfabeta que trabajaba como campesina en los campos de tabaco y a la que un agresivo cáncer de útero mató a los 31 años. Sus células, extraídas de su tumor, han seguido vivas hasta la actualidad bajo un nuevo nombre en clave: HeLa (Henrietta Lacks).

george_gey.jpg

George Otto Gey

El doctor que la atendía – George Otto Gey- hizo un cultivo de sus células  y las envió a distintos laboratorios que estudiaban procesos cancerosos.  La demanda de las células HeLa creció enormente y las células de Henrietta viajaron a laboratorios de todo el mundo. Henrietta incluso viajó al espacio exterior – al menos, parte de su útero – en cápsulas espaciales donde se estudiaba el comportamiento de las células humanas con gravedad cero .

Las células de aquella campesina pobre Han sido usadas para mas de 60.000 estudios científicos y más de 10.000 patentes, posiblemente la mayor contribución que un grupo de células haya hecho a la historia de la ciencia y del capitalismo.

Los científicos han intentado durante mucho tiempo reproducir células en un cultivo, pero finalmente morían. Las células HeLa, tomadas de Lacks en 1951, reproducen toda una generación cada 24 horas y nunca se detienen, por lo que se consideran uno de los mayores milagros de la medicina en el siglo pasado.

A cambio, Henrietta Lacks fue enterrada bajo una lápida sin nombre y dejando cinco hijos huérfanos. Nadie le pidió permiso para usar sus células como material de estudio y, durante décadas, nadie se molestó en explicarles a sus hijos la excepcional contribución que había hecho su madre.

El doctor conservó la muestra sin autorización expresa de ella, cosa que no contemplaba en la ley de entonces. Y me da un poco de sospecha de que hubo algo de abuso de derechos de parte de un doctor hijo de alemanes contra una muchacha humilde de raza negra . Para evitar problemas legales, se dijo que las células HeLa provenían de una tal Helen Lane o Helen Larson. Pero la verdad salió a flote, y – para compensar el atropello – le llovieron reconocimientos a la familia Lacks: de parte del intendente de Atlanta, Georgia, en 1996, por las contribucioes postumas que hicieron sus celulas, honores de parte del Instituto Smithsonian , y flores de parte de la National Foundation of Cancer Research . Los honores le llegaron tambien a la laboratorista Mary Kubicek, por haber decsubierto que las celulas de Henrietta vivían fuera del cuerpo, y al doctor George Otto Gey y a su esposa Margaret Gey, que no pudieron hacer nada por salvar la vida de Henrietta , aunque lograron – luego de 20 años de investigación- mantener con vida a las células de cuello de su útero .

HeLa_cells_stained_with_Hoechst_33258.jpg

Ahora bien, ¿estas celulas vivirán para siempre?
Esto depende en verdad del límite Hayflick, que es el número de veces que una célula puede dividirse antes que el telómero – una parte de la celula que participa en la división celular – llegue a su largo límite, acortñándose en cada división . Leonard Hayflick demostró en 1965, que una célula humana se divide unas 52 veces en un 20% de oxígeno ( el aire normal) y 70 veces en 3% de oxigeno ( el del cuerpo humano) Alli comienza la fase de senectud: cada mitosis acorta el apéndice del ADN llamado telómero ,acortando la materia para una nueva copia de otra célula futura. Es como si hicieras copias en una impresora , en la cual el papel se corriera un centimetro cada vez, hasta que ya el texto no aparece más, por dar un ejemplo burdo. El telómero se acorta como se acortaría el papel.

Algunos pocos animales tienen telómeros que se auto-reparan a medida que el animal crece , dándole una vida al animal mucho mas larga de la habitual. Es el caso del Petrel de Leach, del norte de Canadá, que vive hasta una edad de 40 años asombrosa para una pajarito de 15 centímetros de largo .

telomero.jpg

Un cientifico japonés descubrió además que las celulas cancerosas tienen gran cantidad de una proteina llamada leupina. La células con leupina se rehusan a morir. Las celulas de He La están llenas de leupina y se siguen reproduciendo sin cambios aparentes, y mostrando celulas idénticas a las antecesoras lo que facilita cualquer estudio. Lo complica por otro lado : sus ganas de vivir son tales, que muchas veces arruinaron estudios enteros contaminando otras celulas vecinas.
¿ Cual es el secreto de las celulas He La y de todas las celulas cancerosas para vivir eternamente, sin envejecer? El secretos es que todas las celulas poseen en su DNA el gen de una enzima llamada telomerasa, que sirve para restaurar DAN a la punta del telomero cada vez que se produce una division celular, para mantener su largo original. En casi todas las celulas este gen se apaga, permitiendo que mueran las células menos que perfectas, para que sean reemplazadas por otras nuevas. Esto lo hace el organismo para prevenir, justamente, la proliferación exagerada de celulas y tumores. Solo cuando el sistema no puede “apagar” la funicón de la telomarasa, las celulas siguen reproduciendose y forman tumores, como una canilla abierta , de manera enloquecida . Las células tumorales son inmortales porque producen telomerasa. Cuanta más telomerasa, mayor es la malignidad del tumor. Las únicas celulas inmortales en el humanos son las cancerosas y las stem cells, nacidas de embriones, que pueden convertirse en cualquiera de las 210 celulas del cuerpo humano .

Contaminación:
Debido a su adaptabilidad para crecer en cajas de cultivo, las células HeLa en ocasiones son difíciles de controlar. Han probado ser una “mala hierba” persistente que contamina otros cultivos celulares en el mismo laboratorio, interfiriendo con otras investigaciones biológicas y forzando a los investigadores a invalidar muchos de los resultados de sus estudios. El grado de contaminación de las células HeLa entre otros tipos celulares es desconocido ya que pocos investigadores examinan la identidad o pureza de linajes celulares previamente establecidos. Ha sido demostrado que entre el 10 e incluso 20% de los linajes celulares in vitro están contaminados con células HeLa. Stanley Gartler, en 1967, y posteriormente Walter Nelson-Rees, en 1975, fueron los primeros en publicar acerca de la contaminación de diversos linajes celulares por HeLa.

El escritor científico Michael Gold escribió acerca del problema de la contaminación por HeLa en su libro A Conspiracy of Cells. Describió el problema mundial persistente identificado por Nelson-Rees –que afecta incluso a los laboratorios de los mejores médicos, científicos e investigadores, incluido Jonas Salk– y muchos esfuerzos por hacerle frente, probablemente causando la debacle de algunas carreras. Según Gold, la contaminación por HeLa casi originó un incidente en la Guerra Fría: la URSS y Estados Unidos habían comenzado a cooperar en la guerra contra el cáncer, iniciada por el presidente Richard Nixon sólo para encontrar que las células que habían intercambiado estaban contaminadas con HeLa. Gold arguye que el problema en el caso HeLa estuvo amplificado por emociones, egos y una renuencia a admitir errores. Nelson-Rees explica:

“Es completamente humano –la falta de voluntad de tirar a la basura horas y horas de lo que se creía era una buena investigación… preocupaciones por poner en peligro una subvención que se está solicitando, las prisas por publicar primero. Y no se limita a la biología y a la investigación en cáncer. Muchos científicos de diversas disciplinas cometen los mismos errores y tienen los mismos problemas.”

En lugar de enfocarse en cómo solucionar el problema de la contaminación por células HeLa, muchos científicos y escritores científicos continúan documentando este problema como una simple cuestión de contaminación –causado no por error humano o defectos, sino por la resistencia, proliferación o la apabullante naturaleza de HeLa.12 13 Datos recientes sugieren que la contaminación cruzada es aun un problema actual en cultivos celulares modernos.

HeLa-III.jpg

Fluorescencia multifotónica de células HeLa con los microtúbulos del citoesqueleto (magenta) y el ADN (cian).

FUENTES:

https://es.wikipedia.org/wiki/HeLa

https://es.wikipedia.org/wiki/Henrietta_Lacks

https://en.wikipedia.org/wiki/George_Otto_Gey
http://esmateria.com/2013/03/29/la-polemica-inmortal-de-henrietta-lacks/

http://www.teinteresa.es/ciencia/Hela-inmortal-celular-presenta-Unidos_0_970703445.html

http://morirnoesparatanto.blogspot.com.es/2009/01/henrietta-lacks-la-mujer-inmortal.html

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s