El genocidio de Ruanda: 800.000 muertos en cinco meses

El dogma mejor blindado del Nuevo Orden Mundial és el ambientalismo, ……. un ejemplo sucedido en Africa.

581166_3736032372554_1741298472_n.jpg

El príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, brazo holandés de la nobleza negra europea, experimentado asesino de guerra, y miembro de fuerzas militares de élite (nazis primero, inglesas y holandesas después) Y FUNDADOR del grupo secreto Bilderberg (secreto, por entonces); en 1961 con la colaboración de algunos invitados Bilderberg funda el Fondo Mundial Vida Salvaje, renombrado después con las siglas WWF, la primera institución ambientalista con la ayuda de presencia de instituciones de la corona británica, servicios de inteligencia europeos, y grandes corporaciones ligadas a la industria bélica.
Un 8% de todo el continente africano son parques, reservas y espacios protegidos en nombre de la conservación medioambiental. Este territorio nada despreciable es administrado y controlado por plataformas medioambientales de la ONU y organismos como WWF
. Muchos de esos parques están ubicados en fronteras estatales y lugares geoestratégicos que interesan como plataformas de las actividades de ejércitos, guerrillas, tráfico de armas, drogas y caza furtiva. Así, a través del control estratégico de estos parques y reservas, la llamada “comunidad internacional” no sólo controlan los flujos migratorios y movimientos de refugiados, sino que controlan los movimientos de las milicias que generan los periódicos conflictos bélicos tan útiles y rentables para sus intereses. Es decir, en otras palabras: los parques y reservas controlados por organismos ambientales no sólo ejercen de “valla” para la población, que hace que las “ovejas” no se salgan de su rebaño, sino que también sirve para que los “lobos” se entrenen, se armen y se muevan a su antojo antes de atacar a sus presas. ¿Cuál es la misión ambientalista en África? El control territorial de las áreas interfronterizas más estratégicas. Para ilustrar este hecho, tendríamos varios ejemplos, siendo el de Ruanda, uno de los más tristes y vergonzosos.
Más del 20% de Ruandason parques y reservas medioambientales, y gran parte de esos cotos se encuentran en la frontera con Uganda y República Democrática del Congo (antiguo Zaire)
No vamos a introducir aquí el contexto histórico del conflicto étnico de la zona, siempre bajo gestión repugnante de las fuerzas coloniales europeas. En ese contexto de continuo conflicto, el RPF (Frente Patriótico Ruandés) se armó en Uganda e invadió Ruanda en 1990. El
RPF estaba formado por miembros del Ejército de Resistencia Nacional de Museveni en Uganda.
Ambos ejércitos fueron financiados y armados por el programa IMETdel ejército británico y norteamericano, y todo su armamento de asalto era de fabricación israelí.
Uganda era (y es aún hoy) un estado fantoche bajo control de la corona británica y los servicios de inteligencia angloamericanos. Esta invasión en 1990 llevada a cabo por el RPF se llevó a cabo por el Parque Gorilla, el Parque
Akageray el Parque Volcanes, todos ellos pasos fronterizos donde se realizaban (y realizan) programas de protección del gorila administrados por el WWF. Esa invasión sólo fue la antesala de los lamentables episodios de 1994. Mientras
Ruandaestaba gobernada por el hutu Habyarimana, el ejército ruandés era armado y financiado por la inteligencia francesa (tal y como exponen Joan Casoliva y Joan Carrero en su valiente obra “El África de los grandes lagos”); mientras tanto el RPF volvía a ser armado entrenado en Ugandapor fuerzas ugandesa-británico- norteamericanas. Mientras se armaban los dos bandos con fondos de ayuda internacional (tal y como expuso con coraje la británica
Linda Melveru), el diplomático norteamericano Henry Kissinger visitó la zona a finales de 1993 en “misión diplomática”.
Nadie sabe qué diablos hizo este infrahumano personaje, pero meses después de su visita, Ruanda sería escenario de los genocidios más salvajes y rápidos de los que se tienen registro. El RPF volvió a avanzar sobre Ruanda a través del parque natural Akagera, administrado por WWF. Las milicias hutucomenzaron a arengar a la matanza a través de la Radio Televisión Libre de las Mil Colonias. Tras el asesinato de Habyarimana, comenzaron las absurdas salvajadas indiscriminadas en las que la mayoría de tutsis
(pero también incontables hutus) fueron torturados y asesinados. A tal absurdo se llegó, que –tal y como estimonió Marcel Gerin- las tropas hutus Interhamwes
y las tropas FRP tutsis estaban mezcladas entre si, llenas de mercenarios ugandeses a sueldo. Por supuesto, nada de lo que allí sucedió tuvo sentido; pero sí que están constatados unos datos significativos: tanto Interhamwes como FRP
usaban las mismas armas de fuego, principalmente el rifle de asalto Ak-47; tanto Interhamwes como FRP fueron vistos consumiendo el mismo tipo de droga, crack,sustancia imposible de conseguir en la zona a no ser que existiera un
dealeral por mayor con contactos transnacionales; tanto
Interhamwe como FRP se sirvieron (unos en la huida y otros en la invasión) de los parques naturales administrados por plataformas medioambientales de la
ONU y el WWF.

13-genocidio-ruanda-hutus-tutsis--644x362.jpg

El resultado de todo esto fue el genocidio de más de 800.000 personas en poco más de tres meses, la violación sistemática de todas las mujeres tutsis (y muchísimas hutus), y el trauma y mutilación psíquica de toda una generación incapacitada para toda su vida y la de varias generaciones siguientes. Las sociedades europeas quedaron temporalmente conmocionadas, cuestionando la utilidad de las tropas de la ONU, y preguntándose retóricamente “cómo todo eso era posible”. Fue posible porque alguna fuerza lo hizo posible, y de la misma forma, la ONUno resulta inútil si se discierne para qué y para quién resulta útil. La hipocresía europea se preguntaba “por qué los cascos azules no estaban cuando comenzaron las matanzas”, en vez de cuestionarse por qué estaban allí los cascos azules durante todos los años anteriores a las matanzas. Las tropas del UNAMIRhuyeron como ratas ante un naufragio. En un conflicto en el que murieron 800.000 personas, un contingente de 2539 soldados tuvo 10 bajas: un verdadero éxito. Actualmente, Ruanda (como todos los países de la zona) tiene presencia de tropas de la ONU.
Además, Ruanda tiene hoy (ya lo tenía en 1994) un gran potencial mineral (especialmente, oro) que ya está siendo explotado por corporaciones mineras europeas (también en
Tanzania, en Uganda, en Burundi…). Por supuesto, la
WWF continúa con sus planes de protección del gorila en los parques naturales que ya hemos nombrado;
actualmente, numerosos turistas europeos visitan estos parques para fotografiar animales y tener una experiencia de naturaleza y aventura.

Fuentes:

http://www.abc.es/internacional/20140405/abci-genocidio-ruanda-hutus-tutsis-201404041327.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Genocidio_de_Ruanda

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s